Tamaño texto

Moldstock Logística abre un centro logístico de 4.000 metros cuadrados en Madrid

Nave Moldstock

Moldstock Logística, la empresa de servicios logísticos del Grupo Moldtrans, continúa su expansión en el mercado español con la apertura de un nuevo centro logístico en Alcalá de Henares (Madrid). Se trata del decimotercer almacén de la empresa en la Península Ibérica y el segundo en la Comunidad de Madrid.

Con esta nueva instalación, Moldstock Logística ofrece unos 25.000 metros cuadrados de superficie logística equipada para atender a sus clientes de España y Portugal. Las nuevas instalaciones están operativas para prestar servicios desde el mes de abril.

La elección de Alcalá de Henares para instalar el nuevo centro logístico de Moldstock Logística no es casual. Se trata de una zona de gran importancia económica debido a su ubicación estratégica en el este del área metropolitana de Madrid, y las empresas que allí operan tienen crecientes necesidades logísticas.

Los clientes a los que Moldstock Logística dará servicio en su nuevo centro son, sobre todo, empresas de comercio electrónico y de sectores como gran consumo, alimentación seca, bebidas, perfumería y cosmética, publicidad, promociones, etc.

El nuevo centro logístico de Moldstock Logística en Madrid dispone de 4.000 metros cuadrados de superficie cubierta con una altura máxima de 10,5 metros, a los que se suma una campa exterior de 7.000 metros cuadrados. También cuenta con una cámara frigorífica de unos 100 metros cúbicos.

Las instalaciones cuentan con un completo equipamiento, que incluye cuatro muelles hidráulicos, accesos a cota cero para furgonetas, puertas TIR, estanterías convencionales tipo bastidor, con una capacidad para aproximadamente 4.500 palets y una zona de almacenamiento compacto "drive-in" con capacidad para 1.000 ubicaciones de palets.

Además, el nuevo centro de Moldstock Logística dispone de una zona específica de manipulación, así como un área de 500 metros cuadrados que está destinada a depósito legal. Las instalaciones cuentan con un sistema de gestión de almacenes que permite llevar un control del inventario por radiofrecuencia e informar al cliente, en tiempo real, a través de internet sobre el estado de su cadena logística.

En cuanto a la seguridad, todo el recinto está equipado con cámaras de seguridad, sistema antintrusión y sistema antiincendiso con rociadores.