Tamaño texto

Nueva normalidad en las relaciones públicas en la logística

 Informeesencial

El sector de la logística ha vivido su momento más crucial en décadas durante este año de pandemia, debido a las restricciones y confinamientos decretados los últimos meses. Con frecuencia oscurecido por la labor de back-end que presta, esta área de actividad ha resultado ser tan esencial como el de los proveedores de bienes de primera necesidad. Y ahora afronta una vuelta a la normalidad con un buen número de retos estratégicos y de comunicación, que ESENCIAL desarrolla en el informe “Nueva normalidad de las relaciones públicas en el sector logístico”.

El imparable auge del comercio online, con un incremento exagerado de picos de demanda; la implantación de nuevas tecnologías de gestión que incorporan los últimos avances en inteligencia artificial; o los retos de sostenibilidad que deberá afrontar en los próximos años imponen, según este análisis, poner en marcha estrategias de comunicación más ágiles, transversales y mejor alineadas al resto de las áreas clave de la compañía.

Entre los aspectos más acuciantes para las direcciones de comunicación del sector logístico en pleno auge, con negocios más segmentados y nuevos hábitos de consumo que influyen de manera determinante en la actividad logística, destaca la necesidad de establecer claramente los territorios de comunicación, mantener mecanismos que modulen el relato y permitan desarrollarlo de forma bidireccional, aportando experiencias nuevas y reales que transmitan los valores de la marca, de forma directa y eficaz, priorizando aquellas informaciones relevantes para los medios por encima de los intereses de comunicación de marca.

Hoy, más que nunca, la heterogeneidad de perfiles de clientes y público de la organización debe ser tenida en cuenta a la hora de establecer un plan de comunicación eficaz. Para ello, la definición de los mensajes y las técnicas de comunicación a emplear, así́ como la tipología de contenidos, los tonos más indicados en cada caso y la elección de los medios adecuados para su difusión resulta prioritaria, como también asegura el citado informe de esencial.



El papel del DirCom en la “nueva normalidad”

La figura del DirCom (o director de comunicación) dentro de la organización ha demostrado ser parte esencial a la hora de liderar las relaciones entre la compañía y el entorno social en el que estas operan. El responsable de comunicación se ha encontrado con un nivel de exposición corporativa nunca visto y sus decisiones han tenido una mayor influencia en el posicionamiento de los valores de marca y la estabilidad de la compañía en el mercado.

La madurez existente sobre buenas prácticas de comunicación, el avance de las nuevas tecnologías y la estrecha relación con los colaboradores deben servir de base para propiciar un mejor alineamiento entre la organización y su entorno comunicativo. Algo que, de cara a la llamada “nueva normalidad”, deberá seguir desarrollándose mediante la implantación de nuevos procesos basados en tecnologías como el marching learning o el data-driven aplicados a la toma de decisiones.

El DirCom seguirá siendo el nexo entre el propósito corporativo de una organización y sus públicos, contando para ello con todo el ecosistema mediático y social a su alcance, pero la ejecución de esta misión requerirá de mayores dotes de flexibilidad, empatía, proximidad y capacidad de cambio.

Buscador de Noticias