Tamaño texto

Los sectores favorecidos por la economía del confinamiento liderarán la reconfiguración de las cadenas de suministro después de la Covid-19

Supermercado Coviran

Las empresas minoristas de alimentación, sanidad, productos de consumo y comercios diversificados están llamadas a liderar un fuerte incremento por inmuebles logísticos en los próximos dos o tres años, mientras las industrias implementan las lecciones aprendidas de la pandemia de la Covid-19 y adaptan sus cadenas de suministro a la “nueva normalidad”, según predice el proveedor logístico Prologis en un nuevo informe.

En su quinta entrega de una serie especial dedicada a la Covid-19 y sus implicaciones para el sector inmologístico, Prologis Research calcula que se pueden llegar a generar 37 millones de metros cuadrados adicionales de demanda inmologística en Estados Unidos en los próximos dos o tres años, mientras que las compañías se adaptan a mayores volúmenes de comercio electrónico y a unos niveles más altos de stock. Esto se traduce en un aumento estimado de demanda de entre 14 y 19 millones de metros cuadrados al año durante dos o tres años.

El cálculo se basa en las previsiones de que la reconfiguración de las cadenas de suministro para aumentar la capacidad operativa orientada al comercio electrónico creará un aumento total de la demanda neta de entre 13 y 17 millones de metros cuadrados. La demanda más elevada debería concentrarse en superficies de Última Milla cercanas a los consumidores finales, como los centros Last Touch® y City Distribution de Prologis.

Además, Prologis pronostica que los stocks podrían aumentar entre un 5% y un 10% para potenciar la capacidad de respuesta, generando así de 27 a 53 millones de metros cuadrados de demanda adicional. La nueva demanda del crecimiento de stocks podría repartirse de manera más uniforme a través de las redes de distribución.


Los sectores de alimentos y bebidas, electrónica/electrodomésticos se encuentran en una fase temprana de adaptación al e-commerce, según Prologis


Varios grupos de clientes, entre los que se encuentran los sectores de alimentos y bebidas y electrónica/electrodomésticos, se encuentran todavía en unas fases precoces en lo que a la adaptación al comercio electrónico se refiere. Sin embargo, los supermercados de Estados Unidos han anunciado que durante las últimas semanas sus ventas por Internet se han multiplicado por tres y cuatro veces.

Aunque este crecimiento no sea permanente, se podría mantener en buena medida, dado que los nuevos usuarios están ahora familiarizados con el comercio electrónico y sus ventajas. Estos sectores llevan a cabo operaciones online bastante modestas y la reconfiguración de las cadenas de suministro exigirá unas inversiones sustanciales en inmuebles, lo que podría beneficiar a la logística de terceros (3PL). Sectores como el comercio minorista diversificado y el electrónico disfrutan de un elevado crecimiento de las ventas, pero cuentan con operaciones online mucho más consolidadas.

Alimentación y bebidas, motores clave

Prologis también prevé que los sectores favorecidos por la economía del confinamiento crezcan con fuerza en Europa. Especialmente las empresas de alimentación y bebidas, que fueron un motor clave del incremento de alquileres a corto plazo durante las primeras semanas de confinamiento. Los activos de la compañía en Europa recaen en los mayores mercados de consumo y hubs logísticos clave que, según Prologis, resistirán con mayor fuerza ante una recesión económica.

La gran mayoría de clientes de Prologis en Europa sigue trabajando. Incluso, durante el pico de la pandemia, en los meses de marzo y abril, el 95% siguió operando. Además, ninguno de sus activos ha tenido que cerrar debido a las restricciones impuestas por las autoridades gubernamentales o por motivos sanitarios.


La adopción acelerada del e-commerce y el crecimiento de los stocks podría aportar un impulso sustancial a la demanda


El informe subraya que por cada 100 puntos básicos de variación de la cuota de mercado de las tiendas físicas a favor de Internet, aumenta en más de 4 millones de metros cuadrados la demanda neta en Estados Unidos. Con una tasa de penetración que ya aumenta unos 100-150 puntos básicos al año, el crecimiento del comercio electrónico, superior al 30% entre marzo y mediados de abril, sugiere que dicha tasa podría subir de entre 300 y 400 puntos básicos en 2020. Esto derivaría en un incremento de la demanda neta de hasta 13-17 millones de metros cuadrados.

Una parte de esta demanda ya es visible en la respuesta a la pandemia del coronavirus, pero la implementación real de esta potenciación de la capacidad de distribución podría llevar más de un año en poder completarse. Además, por cada 100 puntos básicos de crecimiento en los stocks, se prevé que se generen otros 5 millones de metros cuadrados adicionales en Estados Unidos.

El comercio electrónico representa el 40% de los nuevos alquileres durante los meses de marzo y abril, un aumento significativo con respecto a las cifras del 20% previas a la Covid-19. Según el registro histórico de estadísticas, Prologis también ha cuantificado esta evolución en Europa, donde las penetraciones del e-commerce se mantienen en promedios del 11% a día de hoy. Cada 100 puntos básicos adicionales vinculados al e-commerce pueden derivar en otros 2 millones de metros cuadrados adicionales.


Nuevos centros de consumo


El informe también ha concluido que la planificación de futuras crisis podría impulsar de manera gradual a muchos sectores hacia una mayor diversificación de plantas de producción de mayor proximidad. Si bien el proceso de producción genera mucha menos demanda de logística que el consumo final de las cadenas de suministro, cambiar las ubicaciones de la producción podría crear nuevos centros de consumo.

Estos espacios tendrán que ser gestionados por clientes del sector inmologístico en diferentes ámbitos industriales. Los centros de producción de bajo coste, como México y el centro y el este de Europa, empiezan a recibir un mayor interés. Estos cambios –que son más costosos y complejos que la red de distribución relativamente sencilla antes descrita– están llamados a convertirse en una tendencia a largo plazo que se desarrollará durante años.

Buscador de Noticias