Tamaño texto

El sector inmobiliario crece pese a la debilidad del retail

El sector retail empieza a mostrar su debilidad en el mercado logístico

RICS, la organización internacional de acreditación y estándares del sector inmobiliario, ha publicado el Global Commercial Property Monitor (CPM) del tercer trimestre de 2019. El informe refleja la situación del mercado inmobiliario de acuerdo con las estimaciones de sus profesionales y es uno de los indicadores de referencia utilizados por el Banco Central Europeo. En concreto, los resultados para España apuntan a una pérdida del ímpetu mostrado por el sector inmobiliario hasta la fecha, en gran parte a causa de la debilidad del segmento retail.

Entre las principales conclusiones del estudio, destaca que ha aumentado el número de profesionales españoles que considera que el mercado inmobiliario nacional se encuentra en las primeras fases de una ralentización. En concreto, el porcentaje de encuestados que opina así se ha duplicado hasta casi el 30% desde el 16% en el segundo trimestre del año.

El Índice del Sentimiento de Ocupación entre julio y septiembre ha retrocedido hasta el 9%, el registro más débil de este indicador desde 2014, y que se compara con el 22% del trimestre anterior. El desglose por segmentos revela que gran parte de la debilidad emana del ámbito del retail, tanto desde el punto de vista de la demanda de espacios como de disponibilidad de producto.

Así, mientras la demanda de superficie retail se estanca, la del segmento de oficinas sigue creciendo a un ritmo sólido. De la misma manera, la disponibilidad de producto retail continúa mostrando la tendencia de ligero incremento que venía registrando en los últimos trimestres, mientras que la disponibilidad de espacio de oficinas sigue descendiendo.

Comportamientos desiguales

En lo relativo a las proyecciones de alquiler para los próximos 12 meses, los participantes en la encuesta se muestran más cautos que en el trimestre anterior. Si bien siguen anticipando un crecimiento sólido, de casi el 3,5%, en las rentas prime de oficinas e industrial, las expectativas de rentas en las zonas secundarias empeoran: en el caso de oficinas se estancan, pero en producto secundario retail caen un 2% y para industrial secundario ceden un 1%.

El Índice del Sentimiento de Inversión también se ha moderado en el tercer trimestre, hasta el 11% desde el 17% del pasado trimestre. Se trata de la lectura positiva más baja de los últimos seis años.

De nuevo, el sector retail muestra las mayores señales de debilidad. Las consultas por parte de potenciales inversores nacionales e internacionales interesados en este segmento han retrocedido en el tercer trimestre, mientras que han aumentado para el producto de oficinas.

La prudencia también se hace palpable en las expectativas de valor del capital para los próximos 12 meses. Mientras el valor de los productos de oficinas e industrial en el tramo prime arroja unas proyecciones de mejora, no ocurre lo mismo para el resto de los segmentos, que ven cómo las proyecciones o se mantienen planas (prime retail y oficinas secundarias) o son negativas (secundario industrial y retail).

Eduardo Fernández-Cuesta, presidente de RICS en España, destaca que “observamos que el mercado está alcanzando un grado de madurez y profesionalidad interesante. Los buenos proyectos o inmuebles destacarán sobre la media y tendrán su propio recorrido de rentas y capital value. Esto incluye todos los sectores, desde retail a industrial y oficinas”.


 

Buscador de Noticias