Tamaño texto

Moda y retail copan el transporte de mercancías por carretera

Instalaciones logísticas de DB Schenker

El transporte terrestre ofrece una conveniencia difícil de combatir para otros medios, como el avión o el barco. Por eso la multinacional DB Schenker confía en el camión por sus beneficios: proximidad, agilidad, flexibilidad, además de amplia cobertura y la rapidez, sólo igualable al transporte aéreo.

Conocedores de su valor añadido, las empresas europeas de la industria de la moda y el retail lo eligen cada vez más para la gestión y logística de la cadena de suministro de sus mercancías. Según los datos de DB Schenker, entre el 30 y 40% de la mercancías que se transporta cada día en Europa vía terrestre es retail. Y los productos más transportados por carretera en Europa, especialmente en el caso de las exportaciones, la empresa ha señalado que destacan, además de la ropa, componentes tecnológicos y maquinaria industrial.

Juan Carlos Moro, director general de DB Schenker en España y Portugal, ha explicado que "no hay duda de que el transporte terrestre juega un papel fundamental en la actividad de empresas de peso mundial y, para nosotros es prioritario optimizar al máximo la cadena de suministro terrestre de sus mercancías". Para ello, el directivo ha señalado que "enfocamos nuestra estrategia en desarrollar métodos más rápidos, seguros y eficientes y en impulsar la multimodalidad, garantizando un papel protagonista del transporte por carretera".

La electromovilidad, respuesta al problema de la contaminación

DB Schenker trabaja cada día en la búsqueda de soluciones que contrarresten la mayor desventaja del transporte por carretera tradicional: las emisiones que produce. En este sentido, la compañía se ha sumado a la electromovilidad, renovando poco a poco su flota de vehículos de reparto, sustituyendo sus camiones por dispositivos eléctricos o propulsados por gas o biogás congelado. En el caso de la última milla, ha empezado a utilizar la bicicleta eléctrica en ciudades de Francia o Noruega, así como las furgonetas eléctricas en capitales como París, Milán u Oslo.

Además, la compañía ha presentado en Alemania el primer camión eléctrico autónomo del mundo: el T-Pod. Se trata de un desarrollo muy avanzado, realizdo en colaboración con la startup sueca E/NRIDE, que se apoya en inteligencia artificial y que permite transportar hasta 20 toneladas de producto.

Por el momento, su uso está aprobado en un vía pública de Suecia y llegará a España en los próximos meses, al igual que una red de estaciones de carga que DB Schenker aspira a construir para este tipo de vehículos.

 

Buscador de Noticias