Tamaño texto

El comercio electrónico cambia el modelo de almacenes y promueve la inversión en logística

Almacen de Amazon

En 2018, la nueva contratación logística de las áreas de influencia de la zona centro y Cataluña alcanzó los 1.587 millones de metros cuadrados, lo que supuso un récord en los últimos años y un crecimiento del 15% con respecto al ejercicio anterior, según la consultora inmobiliaria CBRE.

El mercado inmobiliario logístico vive una época dorada. No hay más que echar un vistazo a los datos de las consultoras especializadas en logística. En su informe anual, la firma CBRE ha publicado un estudio de inversión en logística en España, que situó en 2018 en una inversión en naves logísticas valorada en 1.456 millones de euros.

Del total de metros cuadrados contratados en 2018 (1.587 millones de euros), algo más del 10% corresponde a almacenes dedicados a operadores de comercio electrónico, una cifra que se ha mantenido fuerte en los últimos años, especialmente en 2017, gracias a las inversiones de empresas como Amazon.

Aunque las cifras de 2018 son algo menores que las del ejercicio anterior, el informe de CBRE sobre el año pasado revela que el comercio electrónico se está manifestando como el principal factor de transformación de la cadena de suministro del comercio al por menor. Los consumidores pueden comprar artículos desde cualquier lugar y a cualquier hora del día, algo que supone un desafío enorme para el sector logístico.

El motor del e-commerce en la logística

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el comercio electrónico crece a un ritmo anual cercano al 25%, con un valor aproximado a los 40.000 millones de euros. Para CBRE, el rápido crecimiento que está experimentando es uno de los factores que influyen en el crecimiento positivo del sector logístico en los últimos años.

De hecho, compañías inmobiliarias logísticas como Merlin, Prologis, Segro o P3 Logistics Parks han apostado de forma contundente por invertir en España en los últimos años.

En cuanto a los nuevos hábitos de consumo, los consumidores españoles prefieren las entregas en casa durante el día (31%), por delante de la entrega a última hora en el hogar (25%), en el buzón (14%), en un punto de recogida (7%) o en el trabajo (6%).

La transformación del comercio electrónico minorista está cambiando la estructura inmobiliaria de la cadena de suministro. El primer eslabón es el almacén XXL, a más de 30 kilómetros del comprador, seguido de dos paradas intermedias, de entre las que surge un nuevo elemento: el almacén de la última milla. Se encuentra en el perímetro de las grandes ciudades para hacer entregas casi inmediatas a los usuarios.

Otras tendencias del sector inmobiliario logístico son:

  • Almacenes de varias plantas
  • Uso de drones
  • Impresión 3D
  • Realidad aumentada

Según CBRE, la red logística de los retailers (o empresas minoristas), como la red de tiendas, requiere una completa reconfiguración para adaptarse a los nuevos tiempos.

 

Buscador de Noticias