Tamaño texto

Europa configura las infraestructuras de transporte para 2014-2020

red transeuropea transportes

El Consejo y el Parlamento Europeo han cerrado las directrices para configurar el desarrollo de las infraestructuras de transporte para el periodo 2014-2020.

Tras dos años de consultas, la Comisión Europea presentó una configuración actualizada de la Red Transeuropea de Transportes, para dotar a la Unión Europea de una malla de comunicación con la que los cuellos de botella quedarían eliminados y que dinamizará las operaciones de transporte, mejorando los pasos fronterizos y las conexiones entre los distintos modos de transporte, contribuyendo a cumplir con los objetivos de la Unión Europea en lo que al cambio climático se refiere.

El proyecto se centra en financiar la red de ferrocarriles y vías fluviales navegables, aunque también tiene previsto invertir en proyectos de transporte por carretera. Según la Comisión Europea, la red transeuropea estará concluida en 2030, aunque la propuesta inicial se limita al periodo comprendido entre 2014 y 2020.

La Red Transeuropea de Transportes está formada por dos redes: una básica (que deberá estar finalizada en 2030) y otra global. Con la primera se pretende configurar una red de conexión que unirá los principales nodos a través de corredores multimodales: puertos, aeropuertos, plataformas logísticas y centros de producción.

Por su parte, la red global se constituirá a través de las vías de comunicación que se ramifican a través de la red básica. La idea es garantizar que, en 2050, la inmensa mayoría de empresas y ciudadanos europeos no necesiten más de 30 minutos de viaje para acceder a dicha red.