Tamaño texto

DHL aumenta su red europea de paquetería con cuatro nuevos países

DHL Parcel amplía su red europea

DHL Parcel ha incluido a Irlanda, Rumanía, Croacia y Bulgaria en su red de paquetería para el comercio electrónico internacional. La multinacional ha añadido estos países a través de asociaciones con el proveedor estatal de servicios postales de Irlanda, An Post, y con el servicio privado de paquetería rumana urgente Cargus.

La expansión de la red se está llevando a cabo mediante la firma de acuerdos con socios locales, establecidos en los respectivos países, en consonancia con la estrategia de DHL de continuar su desarrollo en el mercado europeo de comercio electrónico. Su objetivo es establecer su presencia en todos los mercados europeos de comercio electrónico a finales de 2018.

Como resultado de estas nuevas asociaciones, DHL tiene el objetivo de promover el crecimiento del comercio electrónico a largo plazo en Croacia, Bulgaria, Irlanda y Rumanía, aprovechando el potencial que tiene el comercio internacional. Para ello, DHL Parcel Connect se ha definido como el estándar de servicio para entregas B2C internacionales.

En sólo tres años y, tras la integración del Reino Unido, España, Portugal y Rusia a principios de 2017, con esta última expansión, la red de DHL Parcel Europe abarca en la actualidad 26 países europeos, junto con el mercado nacional en Alemania.

Datos globales

En la actualidad, en Europa se envían alrededor de 6.000 millones de paquetes mediante comercio electrónico al año. Alemania, Francia y el Reino Unido son los mayores mercados de comercio electrónico o e-commerce. A pesar de que la industria está en pleno auge, el potencial está lejos de agotarse en el ámbito internacional.

Según Eurostat (la agencia de estadística de la Unión Europea), el 55% de los usuarios de internet en Europa ya compran por esta modalidad, pero sólo el 32% lo hace también fuera de su país.

Al ampliar su red, DHL Parcel Europe ofrecerá servicios que cumplen los estándares de DHL en 26 países, ofreciendo a las tiendas virtuales los beneficios de una infraestructura de red uniforme y una ampliación y estandarización de servicios.