Tamaño texto

VPI Logística adjudica las cuatro parcelas de la ZAL en el Puerto de Valencia

Zal junto al Puerto de Valencia

El Consejo de Administración de Valencia Plataforma Intermodal y Logística (VPI Logística) ha aprobado la adjudicación de cuatro manzanas o parcelas de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) a las empresas Grupo Raminatrans, QA Pimba, MSC y Medlog Iberia, firmas que presentaron sus ofertas y optaron al derecho de superficie para desarrollar sus proyectos empresariales en las instalaciones de la plataforma logística.

La adjudicación de VPI Logística (empresa participada por la Autoridad Portuaria de Valencia en un 98,4% del capital) está condicionada a la finalización de las obras y la recepción del acondicionamiento de los terrenos por parte del Ayuntamiento de Valencia.

Con esta adjudicación, se da un paso más en la activación de una infraestructura logística de importancia estratégica para la ciudad de Valencia, la comarca de l’Horta y el Puerto de València.

El Plan Especial de la ZAL que fue impulsado, aprobado y firmado en diciembre de 2018 por la Consejeria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio de la Generalitat Valenciana, que introdujo importantes mejoras medioambientales y de movilidad respecto al proyecto anterior.

La Autoridad Portuaria de Valencia ha destacado la importancia que tiene para las empresas adjudicatarias poder comenzar a desarrollar sus proyectos en la ZAL, una iniciativa que servirá de estímulo para la reactivación de la economía y la creación de empleo con la ejecución de las obras que lleven a cabo las cuatro empresas adjudicatarias para desarrollar sus proyectos logísticos y empresariales y el desarrollo de su actividad operativa.

Motor económico

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana informó que la Entidad Pública Empresarial de Suelo (SEPES) aprobó el 23 de junio el expediente de contratación de las obras para la recepción municipal de la ZAL de Valencia por un importe de 5,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 10 meses. Para el Ministerio de Transportes, “con la ejecución de estas obras y su recepción municipal se consolidará para la ciudad un espacio que será un motor económico para toda la región”. Este proyecto contempla la reparación y puesta a punto del saneamiento, firmes y pavimentos, jardinería y riego y alumbrado de la ZAL para que las instalaciones de esta plataforma logística estén a pleno rendimiento ante el desembarco de las empresas adjudicatarias.

Proyectos adjudicados 

Estas empresas tienen previsto invertir de manera conjunta 73,4 millones de euros, una inversión que permitirá la creación de 1.518 empleos (188 directos y 1.330 indirectos). La inversión y el empleo previsto van en la línea de las estimaciones realizadas por la Autoridad Portuaria de Valencia y están en concordancia con los puestos de trabajo que este tipo de actividad genera en otras zonas logísticas portuarias.

Las empresas que se instalarán en la ZAL del puerto de Valencia se han comprometido a contratar a parados de larga duración y a personas en riesgo de exclusión social. En todos los casos, los proyectos empresariales presentan un fuerte componente ecológico, ya sea por la instalación de complejos sistemas de ahorro energético y plantas fotovoltaicas o por el compromiso de no contratar suministro eléctrico procedente de combustibles fósiles.

Las primeras cuatro empresas de la ZAL

La empresa valenciana Grupo Raminatrans se ha comprometido a una inversión de 9,21 millones de euros para levantar un almacén logístico donde gestionar durante un tiempo depósitos aduaneros, preparación de pedidos, embalajes y etiquetado de mercancías. Esta nave tendrá una superficie de 15.496 metros cuadrados de una parcela -la F2 en el plano de la ZAL- de 24.863 metros cuadrados, es decir, la instalación logística ocupará el 62% de la extensión a la que aspira.

Grupo Raminatrans evalúa el impacto de su proyecto en materia de empleo en 50 puestos directos y otros 150 indirectos. En su oferta, Raminatrans se compromete a la contratación de empleo en los barrios próximos a la ZAL y a garantizar la igualdad de género en sus contrataciones con paridad hombre/mujer. Asimismo, la compañía se compromete a colaborar con las ONG de proximidad y recurrirá a la asociación Enkadena, empresa de trabajo temporal que emplea a expresidiarios en reinserción laboral, para ofrecer puestos de trabajo. Raminatrans ha denominado su plan para la ZAL como “Proyecto cero” dado que será un edificio con cero emisiones de CO2.

Por su parte, la empresa valenciana QA Pimba prevé invertir 8,63 millones de euros para levantar una nave de 21.512 metros cuadrados en la parcela G2. Con estas cifras, el porcentaje de ocupación de esta parcela se sitúa en el 64%. En materia de puestos de trabajo, el proyecto de QA Pimba prevé generar 53 empleos directos y 180 indirectos.

En su proyecto empresarial, QA Pimba se compromete a priorizar el empleo a residentes del entorno de la ZAL y a desarrollar una política de Responsabilidad Social Corporativa comprometida con su entorno más cercano. En materia medioambiental, la compañía detalla inversiones en energía solar, térmica y fotovoltaica y compromisos de reducción de CO2.

Por lo que respecta a MSC, su proyecto contempla una inversión de 19,86 millones de euros para la construcción de una nave de 20.200 metros cuadrados que se ubicará en la parcela A2, lo que representa un 60% del porcentaje de ubicación de esta parcela. El proyecto de MSC espera crear 60 puestos de trabajo directos y 500 indirectos.

En materia socioeconómica, MSC se compromete a contratar al 2% del empleo que genere entre personas con riesgo de exclusión social o parados de larga duración. En materia medioambiental, propone un fuerte impulso del vehículo eléctrico en sus instalaciones logísticas e instalar 5.050 unidades generadoras de energía solar que permitirán un ahorro anual en emisiones de 785 toneladas de CO2 al año. La potencia instalada de su central fotovoltaica de esta planta será de 1.662 Kwp, que generará al año 2.040.825 Kwhp.

La inversión más elevada de las ofertadas para una parcela de la ZAL es que la plantea MEDLOG, una extensión empresarial del grupo MSC. Esta compañía ha ofertado una inversión de 35,76 millones de euros para la instalación de una nave logística especializada en el transporte por contenedor en frío para congelados y productos refrigerados. El empleo anunciado es de 25 puestos de trabajo directos y 500 empleos indirectos. En la parcela B2 de la ZAL levantaría una nave de 25.400 metros cuadrados, lo que supondría una ocupación del 65% de su parcela de 39.600 metros cuadrados.

MEDLOG se compromete a realizar el 2% de sus contrataciones entre el colectivo de parados de larga duración o de personas con riesgo de exclusión social que residan en el entorno de la ZAL. Como planteamiento ambiental, esta empresa anuncia que solicitará el suministro eléctrico a las compañías que le garanticen que el origen de la energía contratada no genera emisiones contaminantes, esto es, de fuentes no generadoras de CO2.

De forma paralela, MEGLOG ofrece la construcción en su nave de la ZAL de una propia central de energía fotovoltaica instalando placas con una capacidad de potencia de 2.093 Kwp, para lo que instalará 6.343 unidades o módulos fotovoltaicos, capaces de evitar 1.074 toneladas de CO2 al año. La totalidad de las máquinas de almacén, carretillas, vehículos, etc serán eléctricos. Con estas medidas, la empresa aspira a la obtención de la certificación BREAM.

 

Buscador de Noticias