Tamaño texto

La crisis del coronavirus ya afecta al 20% del empleo en la logística

Trabajadores del sector logístico en el interior de un almacén

Según los datos de la patronal de logística UNO, el 20% del empleo ha sido afectado por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. En concreto, ya se ha recortado el número de afiliados en un 5%. Es decir, algo más de 40.000 empleos han desaparecido. Al mismo tiempo, hay más de 135.000 puestos de trabajo que están afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs).

Según apunta el presidente de la patronal logística, Francisco Aranda, “la situación ha cambiado de manera drástica ya que hemos pasado de ser uno de lo sectores que más empleo generaba en España a estar entre los que destruyen más puestos de trabajo debido a nuestra fuerte exposición a actividades que siguen casi inactivas”. En concreto, la cadena de suministro de grandes volúmenes (B2B) ha caído casi a la mitad y “la reactivación se está produciendo de forma más lenta de lo esperado”.

Esta organización sostiene que será fundamental que se permita ampliar las bonificaciones de los ERTEs de fuerza mayor hasta, al menos, el 31 de diciembre de este año, con el objetivo de que las empresas puedan mantener la exoneración de las cotizaciones sociales y se mantengan en suspenso esos miles de empleos antes que tener que eliminarlos, “porque los problemas de inactividad de las empresas no van a cesar por decreto el 30 de junio. Vamos a necesitar muchos meses hasta que se normalice la actividad productiva”, señala el presidente de UNO.

El representante de los operadores de logística y transporte ha indicado que “los ERTEs han ayudado a amortiguar el primer golpe de esta crisis, pero lo complicado llega a partir de ahora. El objetivo que perseguimos todos, y en el que debería ayudar el Gobierno, es que el mayor número de personas incluidas en ERTE puedan reincorporarse a sus empleos y que el resto también obtenga un puesto de trabajo. Entendemos los motivos de salud que obligaron al Ejecutivo a decretar el parón en la actividad económica, pero también debe entender que tiene que ayudar a las empresas en la desescalada”.

Contrato para lanzamiento de nueva actividad

En este sentido, la patronal de operadores de logística y transporte también ha solicitado al Gobierno recuperar el llamado contrato para lanzamiento de nueva actividad (de tres años) o extender el contrato eventual por circunstancias de la producción, al menos, a 24 meses. “Estamos en una situación extraordinaria, así que tenemos que pensar en medidas igualmente extraordinarias que aporten seguridad jurídica y estabilidad, tanto a las empresas en su fase de desescalada como a los propios trabajadores”, dicen desde UNO.

Otra de las medidas que apuntan los operadores es que, en las nuevas contrataciones, se bonifiquen un 100% las cotizaciones sociales durante el primer año y un 75% el segundo, como medida activadora del empleo.

Por último, la patronal UNO sostiene que es esencial que se elimine cuanto antes, para dotar de cierta certidumbre a las empresas, la obligación impuesta por el Gobierno de no poder despedir para poder acogerse a la bonificación de las cotizaciones sociales de los ERTEs de fuerza mayor. “Esta es una condición trampa que puede llevar a la quiebra a muchas empresas de tamaño mediano”, han puntualizado.

Buscador de Noticias