Tamaño texto

Brexit: un impacto negativo sobre el comercio electrónico europeo

Nave de Seur en Valencia

El pago de impuestos adicionales, así como tiempos de entrega mayores, podrían suponer un obstáculo para el futuro desarrollo del ecommerce transfronterizo en Europa.

DPDgroup, del que forma parte SEUR, ha desarrollado, junto al instituto de investigación de mercados GfK, una encuesta entre 24.258 compradores por internet de 21 países europeos para conocer las tendencias en comercio electrónico. El estudio revela que, en el caso de que se apliquen costes adicionales, el 70% de los usuarios online europeos que compren en webs del Reino Unido podría dejar de hacerlo, un dato que asciende al 76% si se analizan los compradores en España. Asimismo, el 69% de los usuarios del comercio electrónico del Reino Unido simplemente dejaría de comprar fuera de sus fronteras.

En el caso de un Brexit sin acuerdo, los productos comprados online entre el Reino Unido y los países de la Unión Europea podrían requerir el pago de gestiones aduaneras, impuestos y tasas de administración adicionales. La consecuencia de ello es que los destinatarios finales tendrían que pagar esos cargos antes de la entrega, una vez que los artículos hayan llegado al país de destino. La mercancía se retendría hasta que se pagasen estos impuestos y aranceles, lo que se traduciría en más pasos intermedios y plazos de entrega más largos.

El pago de impuestos adicionales, así como tiempos de entrega mayores, podrían suponer un obstáculo para el futuro desarrollo del ecommerce transfronterizo en Europa

Mantener la experiencia de compra online de forma fácil

Con un Brexit sin acuerdo, los impuestos y aranceles se aplicarían de forma inmediata a los flujos transfronterizos entre los países europeos y el Reino Unido. Aunque estos gastos obligatorios son inevitables, los plazos de entrega más largos (otra consecuencia importante) pueden ser reducidos.

Para evitar todos estos inconvenientes, DPDgroup ha diseñado una solución de facturación específica para los proveedores que envían paquetes desde y hacia el Reino Unido. Esta solución permite el pago online de impuestos y cargos de aduana por el comprador en el momento de la compra en la página web. Al pagar por adelantado los cargos de aduana y los impuestos, no se aplicará ninguna tasa de administración. De este modo, los paquetes enviados con esta solución entrarán de manera inmediata en la red de DPDgroup a su llegada al país de destino, evitando el tiempo de retención en el despacho de aduanas.

España será uno de los países que se beneficiará de esta solución. Ángel Arenal, director de SEUR Internacional, ha manifestado que “esta preparación de cara a un Brexit duro supondrá una diferencia frente a otros operadores que, al no disponer de una red internacional como DPDgroup, no podrán hacer frente a las nuevas exigencias del mercado. De esta forma, los clientes de SEUR podrán minimizar los inconvenientes derivados de este nuevo escenario.”

Las empresas de paquetería, preparadas para el Brexit

Desde la votación de Brexit, SEUR ha estudiado todos los posibles escenarios y ha preparado soluciones para garantizar que el gran volumen de procedimientos aduaneros para el negocio de sus clientes se mantenga sin alteraciones.

De esta manera, SEUR cuenta con una nave en Miranda de Ebro que funcionará como centro aduanero para gestionar el negocio internacional con implicaciones aduaneras (especialmente exportaciones e importaciones a Reino Unido) para garantizar y adaptar sus operaciones internacionales a esta nueva realidad. Asimismo, la compañía ha actualizado todas sus herramientas de gestión de envíos, ha desarrollado una plataforma de pago para importar desde Reino Unido y ha creado un nuevo servicio producto con el que los clientes podrán mandar más pagando menos impuestos por el despacho de aduanas.

DPDgroup, del que forma parte SEUR, está plenamente preparado para todos los escenarios, aunque sigue esperando que de las negociaciones surja un acuerdo.

Buscador de Noticias