Tamaño texto

Barcelona, el puerto europeo que más creció en 2017

Terminal de contenedores del Puerto de Barcelona

El Puerto de Barcelona registró en 2017 unos resultados récord en los principales indicadores de tráfico, unas cifras que le han permitido dar un salto de escala y ser el puerto europeo que más creció el pasado año. El tráfico total, que integra todas las modalidades de carga, superó por primera vez las 61 millones de toneladas, con un aumento del 26%.

A este resultado ha contribuido de forma notable el comportamiento del tráfico de contenedores, uno de los segmentos de actividad más estratégicos para el puerto y más representativo de la evolución de la economía del entorno. En 2017 se alcanzaron casi tres millones de teus (en concreto, 2.968.757 teus), cifra que se traduce en un incremento del 32,3%.

En este crecimiento han tenido un peso importante los contenedores de transbordo (+137%), los que son descargados de un barco para volver a embarcarse hacia su destino final. Esta actividad contribuye a hacer más competitivas las operaciones de estiba y a aportar mayor conectividad a los importadores y exportadores de la región.

El comercio exterior de contenedores también ha experimentado una evolución positiva. La carga contenerizada de importación ha sumado 561.103 teus (+8,3%) y la de exportación ha crecido un 2.6%. Ambos datos suponen un grado de recuperación con respecto a los niveles precrisis.

En el caso de los contenedores de exportación, la reactivación de los flujos se inició en 2010, pero hay que señalar que en 2017 el Puerto de Barcelona ha canalizado un 68% más de este tipo de carga que en 2007. Por otra parte, es muy significativo que durante el pasado año se superó, por primera vez, lo que hasta ahora era el mejor registro de contenedores de importación, alcanzado en 2007. Así, se consiguió un 3% más de carga contenerizada de importación que hace 10 años.

Tráficos Ro-Ro

Con respecto a la carga rodada (la que se embarca mediante camión, plataforma o remolque), el puerto catalán ha canalizado 393.601 unidades de trasporte intermodal (UTI), con un aumento del 6,2%. Este apartado incluye la mercancía que se transporta a las Islas Baleares y Canarias, pero también la carga de las autopistas del mar (servicios regulares entre Barcelona y varios destinos de Italia y Norte de África).

En el caso de las autopistas del mar (o servicios de short sea shipping), Barcelona ha encaminado un total de 144.723 UTI (7% más), resultado que se traduce en una cifra idéntica de camiones que han sido desviados de las carreteras al modo marítimo, más eficiente desde el punto de vista económico y medioambiental.

El registro alcanzado por las autopistas del mar también supone un récord histórico para la autoridad portuaria y contribuye al impulso de cadenas logísticas sostenibles en el ámbito del Mediterráneo.

Balance económico

Con respecto a los resultados económicos del Puerto de Barcelona durante 2017, el importe neto de la cifra de negocio alcanzó los 167 millones de euros, un 7% más que en el ejercicio anterior, debido al aumento de ingresos por el incremento de la actividad.

Al cierre provisional del ejercicio, el puerto registró unos beneficios de 50 millones de euros (+50%). Por otra parte, destaca la capacidad de generación de recursos (cash flow) de la entidad que, con 99 millones de euros, creció un 15% con respecto al ejercicio anterior.