Tamaño texto

Cuatro tendencias para el comercio electrónico en 2018

Tendencias del comercio electrónico en 2018

2018 arranca con buenas perspectivas para el comercio electrónico. Tras un 2017 de récord, en el que las previsiones apuntan a que se habrán superado los 25.000 millones de euros facturados en 2016, España verá cómo el canal online sigue creciendo.

Según los expertos, las nuevas tendencias del comercio electrónico (marketplaces, el deep learning, los chatbots y la flexibilidad de entregas) transformarán de forma radical la manera de vender en internet. Vamos a conocerlas una a una:

Los marketplaces se vuelven imprescindibles

Hasta ahora, para vender en internet era necesario montar una tienda online. Sin embargo, en la actualidad, las tiendas online están perdiendo peso frente a los marketplaces: plataformas online que permiten a varios vendedores ofrecer sus productos en un mismo sitio para llegar a un público mayor.

Deep Learning para personalizar la experiencia

Antes, los responsables del comercio electrónico intentaban crear sitios atractivos capaces de atraer al mayor número posible de compradores y convertirlos en ventas. Ahora, el 93% de los clientes comparan precios en internet antes de comprar y pueden pasar de una tienda a otra en un solo clic. El Deep Learning, o aprendizaje profundo, será cada vez más importante para personalizar la experiencia

Chatbots para atender clientes 24 horas al día

Según un estudio de iAdvize, el 60% de las compras se producen en horario nocturno. Eso obliga a las empresas que venden a través de internet a tener un servicio de atención al cliente las 24 horas del día. Los chatbots, o aplicaciones interactivas conversacionales, permiten resolver este problema al ofrecer atención al cliente de forma permanente. No sólo atienden a los clientes fuera del horario laboral, sino que permiten nuevas formas de comprar.

Flexibilidad en las entregas

La tendencia es evolucionar desde el "todo gratis" en envíos y devoluciones (algo poco sostenible para la economía del comercio electrónico) hacia la flexibilidad en las entregas. Es decir, que el cliente pueda elegir si prefiere esperar 24-48 horas para recibir su pedido sin pagar gastos de envío o pagar un pequeño suplemento para recibir su compra el mismo día. Esa flexibilidad también incluye poder escoger entre la entrega a domicilio, recogida en tienda u otras alternativas como las taquillas para los pedidos de comercio electrónico.

Buscador de Noticias