Tamaño texto

Nuevos servicios ferroviarios de mercancías

transporte ferroviario

Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) ha presentado su estrategia para la puesta en marcha de dos líneas ferroviarias de transporte de mercancías: Barcelona-Madrid y Barcelona-Sevilla, que contarán con la participación de la empresa COMSA Rail Transport.

Ambas rutas, de ida y vuelta, tendrán, a su vez, conexiones internacionales. Los trenes procedentes de la estación barcelonesa de Morrot tendrán destino y retorno en el Puerto Seco de Azuqueca (Guadalajara). En principio, se pondrán en servicio dos locomotoras con 30 vagones cada una.

El objetivo de estas líneas es abrir nuevos mercados a la exportación y reducir costes logísticos, además de provocar un cambio de actitud, tanto en los cargadores como en los empresarios del transporte de mercancías por carretera, desde el punto de vista del ferrocarril en el transporte.

La empresa pública Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña quiere ser un colaborador con los cargadores, empresarios de transporte y operadores logísticos y ferroviarios. En principio, circularán dos trenes, con seis servicios por semana, que ampliarán en función de la demanda.

Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) pretende establecer con sus socios contratos de periodicidad anual y circular con trenes completos, de forma que los precios sean estables durante el periodo contratado.

Para los usuarios transportistas, las ventajas que se desprenden de estas nuevas líneas son varias: un coste fijo, obtención de certificados de emisiones CO2 y clientes más fieles. Los nuevos servicios comenzarán a operar de forma efectiva cuando los trenes estén completos, una vez haya empezado la fase de comercialización.

El Puerto Seco de Azuqueca ha confirmado que los precios del transporte serán de terminal a terminal, sin acarreo previo o posterior. Se espera que, si se consiguen trenes más largos (de 750 metros de longitud), la tendencia de la línea Barcelona-Madrid será bajar precios.